martes, 1 de junio de 2010

La última cima

La última cima
El sacerdote madrileño Pablo Domínguez murió a los 42 años en un accidente cuando descendía del Moncayo. Era La última cima española de más de 2000 metros que le faltaba por coronar, pero su vida no fue la de un montañero al uso. Sus misas y conferencias estaban llenas de gente que deseaban oír sus palabras, incluso sus fieles le pedían que predicara allá donde viajaba. Éste es el retrato de un hombre alegre, humilde y generoso que, según dicen los que le conocieron, sabía que iba a morir joven.

Los creadores de "La última cima" reconocen que no es fácil que los medios de comunicación se ocupen hoy en día de buenos modelos de sacerdotes, pero esta película intenta ser un homenaje a todos ellos a través de la figura de Pablo Domínguez Prieto. Dirigido por el realizador madrileño Juan Manuel Cotelo (El sudor de los ruiseñores), este documental narra la historia real de un cura español que, a pesar de ascender importantes cimas nacionales e internacionales, nunca buscó la notoriedad. Una notoriedad que encontró el fatídico día que falleció a causa de un accidente en el Moncayo, en febrero de 2009.

Quienes conocieron a Pablo dicen que sabía que moriría joven y que quería hacerlo en la montaña. Ésta y otras historias se narran a través de las imágenes de este filme, al igual que su dedicación a la hora de predicar la palabra de Dios en misas y conferencias con alegría, humildad y generosidad. Todo ello conduce a que el espectador se formule una pregunta comprometida: ¿yo también podría vivir así?




Noticia sobre un libro sobre Pablo
Acaba de aparecer un libro que no puede pasar desapercibido. Se trata de “Hasta la cumbre. Testamento espiritual” de Pablo Domínguez Prieto, el joven sacerdote Decano de la Facultad de Teología de San Dámaso de Madrid, fallecido en accidente de montaña hace apenas diez meses. Muchos somos los que, de una manera o de otra, queríamos y admirábamos a Pablo Domínguez. Es por eso una gran alegría tener ahora la oportunidad de reencontrarnos con él a través de esta obrita en la que, por encima de todo, resplandece la Verdad que dio un significado tan extraordinario a su vida. E impresiona mucho toparse con ella ya en el primer texto con el que arranca el libro, referido precisamente a la muerte:

“¡Lo que en el momento de la muerte tiene importancia, la tiene ahora! En definitiva, ¡sólo Cristo y sólo el Amor es lo importante! Cuando tengáis momentos de turbación, ¡recordadlo! Que no nos seduzca nunca el maligno con máscaras de falsos amores. ¡Sólo Cristo y sólo su Amor es la Vida!” (Carta a las Religiosas Clarisas de Lerma, diciembre de 2008).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...