sábado, 30 de noviembre de 2013

Ave María

https://reliadiles.files.wordpress.com/2013/10/ave_maria.jpg

Se trata de la bellísima salutación del Ave María, repetida centenares de veces por todas las personas que la rezan y honran a María, sobre todo durante el rezo del Santo Rosario.

Esta plegaria tiene dos partes.

Primera parte:
Eetá formada por las palabras del ángel de la anunciación: “Ave, llena de gracia, el Señor está contigo” (Lc. 1,28), a los que se han agregado las que pronunció Santa Isabel al recibir la visita de su prima María: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre” (Lc. 1,42). La Iglesia ha añadido el nombre de “María” al principio y el de “Jesús” al final.
¡Es un himno de sublime alabanza!

Segunda parte:
Comenzó a aparecer en la Iglesia en el siglo XIV, pero su uso no se hizo universal hasta que San Pío V, al promulgar el Breviario Romano en 1568, mandó que se rezase:
“Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén”
Una alabanza y una súplica sentida y humilde.
  • Ave: ¡Dios te salve! ¡La paz sea contigo! Así saludaba Cristo a los suyos.
    Hoy correspondería en lenguaje cristiano a estas expresiones populares y devotas: “Dios le guarde, buenos días nos de Dios, vaya con Dios, quede con Dios, adiós”. Tener presente a Dios en todo, estar bajo su providencia y mirada misericordiosa y liberadora.
  • María: la más bella música que han podido formar cinco letras (Pemán). Es una palabra dulcísima, la más tierna y entrañable para un cristiano.
    María significa: “Señora”, “Belleza”, “Estrella”...
  • Llena de gracia: significa abundancia. Llena de gracia porque fue habitada por Dios.
  • El Señor es contigo: indica la presencia de Dios activa y eficaz para la misión encomendada. Esta presencia llena de gozo y alegría. Dios está con Ella. Está invadida de Dios.
  • Bendita tú entre las mujeres: por ser la Madre de Dios, escogida y preferida.
  • Y bendito el fruto de tu vientre: es Jesús ese fruto. Es un fruto hermoso, sabroso, suculento, suave. Quien lo come quedará saciado. El fruto que nos ofreció Eva fue un fruto de muerte. María nos ofrece el fruto de la Salvación.
  • Jesús: palabra que añadió la Iglesia al final de la 1° parte del Ave María Jesús significa la salvación de Jahvé.
  • Santa María, Madre de Dios: Así comienza la 2° parte. Santa porque cumplió la voluntad de Dios en todo. Ser santos, para eso vinimos a la tierra. Y Madre de Dios.
  • Ruega por nosotros: que estamos desterrados, que somos débiles… que sentimos la tentación.
  • Pecadores: por la acciones y las omisones.
  • Ahora: en este día, en esta hora en este momento de luz o de oscuridad, de paz o desasosiego, de tentación o de calma. Ahora.
  • Y en la hora de nuestra muerte: que no sabemos cómo será, si cuándo será, ni cómo nos sorprenderá.
  • Amén: así es. Así lo creo

    Rosario


    María, ruega por nosotros.
    Autor: P. Antonio Rivero LC








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...