sábado, 27 de octubre de 2012

Tiró el manto

"Tiró el manto"

Al salir Jesús de Jericó

El ciego Bartimeo estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna

Hijo de David, ten compasión de mí

Tiró el manto

¿Qué quieres que haga por ti? Maestro que pueda ver

Anda, tu fe te ha curado

Y lo seguía por el camino
  
(Mc 10, 46-52)






“Al salir Jesús de Jericó”
Jesús deja Galilea. Pasó al otro lado del Jordán para entrar a Judea por Jericó, la primera ciudad de la tierra prometida conquistada por Josué. Tierra convertida ahora en tierra de opresión y esclavitud. Entra por el mismo camino de Josué con la ilusión de romper cadenas y ponerse al lado de los débiles y oprimidos. 




 
“El ciego Bartimeo estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna”
Hiriente fotograma de lo que realmente es ahora el pueblo de Israel. El ciego no tiene ni nombre “hijo de Timeo”, sin nombre suyo. Pide limosna “al borde del camino” donde no fructifica la semilla. Llama a Jesús Hijo de David. Padece la masiva desorientación del pueblo judío que espera otro tipo de liberación. 



 
“Hijo de David, ten compasión de mí”
El ciego refleja la gran ceguera del pueblo y de los “doce” que le rodean. Todos siguen a un líder reformista y nacionalista. Todos tardaran mucho en comprender a Jesús: quién es y cuál es su misión. La historia lo irá aclarando.
 






“Tiró el manto”
Marcos ha demostrado en su evangelio ser un profundo conocedor de la simbología de la cultura judía. “El manto” es el símbolo de la personalidad. El ciego para acercarse a Jesús deja su forma de pensar, su forma de ser creyente judío con tal de poder ver.












 “¿Qué quieres que haga por ti? Maestro que pueda ver”
Le llama Maestro,Rabbuni” es un título que se daba a Dios mismo. Empieza a darse cuenta de quién es Jesús: el Mesías, Hijo de Dios.








“Anda, tu fe te ha curado”
La fe en Jesús. Ahí empieza toda liberación, toda luz, toda sanación. Era lo único que tenía de valor en su curriculum vitae.
 



“Y lo seguía por el camino”
Conviene no olvidar el proceso del hijo de Timeo. Anclado en su fe judía vieja y estéril. Jesús pasó delante de su camino. Tuvo hambre de ver. Con coraje para tirar su manto. Creyó en Jesús. Y le siguió en su caminar.
"Al salir Jesús de Jericó"
"¿Qué quieres que haga por ti?"

"Maestro que pueda ver"
"...tu fe te ha curado"



Enlázate

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...